Páginas vistas en total

viernes, 20 de agosto de 2010

La sociología del conocimiento, la filosofía y la teoría de la ideología

En el reconocimiento de que la mente es en sí misma un objetivo de estudio se localiza el origen tanto del psicoanálisis como de la sociología del conocimiento. Esta última se interesa en el conocimiento desde un punto de vista social, es decir, en el estudio de la certeza con que las clases sociales contribuyen su realidad a partir de la experiencia condicionada por su status. Así, la sociología del conocimiento surge en el cambio que se da en la consideración del proceso de pensamiento, de un factor estático en la jerarquía biológica a un elemento analizable en la estructura social.

La sociología del conocimiento estudia la relación que existe entre la producción mental y el cuadro existencial. Parte de la consideración de que el individuo refleja el pensamiento de su grupo y de que para pensar el individuo utiliza elementos dados por la sociedad. Es a través de la participación en los diversos grupos sociales que el individuo introyecta los elementos de la superestructura y entra en contacto con la sociedad global. La sociología del conocimiento gira en torno de un conjunto de preguntas que plantean lo siguiente:

1. ¿Cómo varía el pensamiento humano en tiempo y lugar?
3. ¿Bajo que condiciones sociales se producen cambios o variaciones en él
pensamiento?
3. ¿Originan las bases sociales o formas de vida del grupo diferencias de pensamiento?

Como teoría sociológica, la sociología del conocimiento desarrolla un cuerpo conceptual que explica la importancia de los elementos extra-teóricos que condicionan el conocimiento, tales como el estilo de vida, los patrones de interacción, las formas de organización de la comunidad y el nivel de satisfacción de las necesidades. Entre sus preocupaciones esta ver como las condiciones de las posiciones (oportunidades, limitaciones, destrezas) dentro de una categoría social (clase social), contribuyen a explicar su orientación hacia ciertos eventos.

Como investigación empírica, la sociología del conocimiento, se orienta hacia el descubrimiento de las formas que la relación pensamiento-medio social ha adoptado en el desarrollo intelectual del grupo o sociedad. También busca conocer cual es el papel del conocimiento en la sociedad, en la estructuración de las relaciones individuo-sociedad y personalidad y estructura social, haciendo énfasis en el aspecto histórico del sistema social y de la naturaleza humana. Parte de la premisa de que en toda investigación de la realidad social, hay que tener presente que todo proceso de relaciones sociales se da en el tiempo y en el espacio. La estructura social es vista tanto como un medio como un resultado de las prácticas sociales.

Entre los objetivos concretos de la sociología del conocimiento están: el descubrir los vínculos sociales entre las teorías y las formas de pensamiento; el buscar criterios para determinar las relaciones entre el pensamiento y la acción; desarrollar teorías referentes a la importancia de los factores extra-teóricos que condicionan el conocimiento.

Una de las tareas de la sociología del conocimiento es construir, a partir de conductas verbales y sociales, las premisas, valores, objetivos, intereses y significados subyacentes, que le dan coherencia a los patrones de conducta del grupo o categoría social. La sociología del conocimiento se interesa en el análisis de la percepción y significado que los hechos tienen para los individuos y grupos. En otras palabras, el objetivo de estudio es la realidad social como aparece ante los ojos de ciertas personas, en otras palabras, se interesa por las interpretaciones de la realidad elaboradas por los diversos grupos/ categorías sociales.

La sociología del conocimiento se diferencia de la filosofía en cuanto que no busca conocer la verdad del conocimiento. En este aspecto la sociología del conocimiento asume una posición relacionista al firmar que las categorías mentales y la epistemología (el estudio de los fundamentos y métodos del conocimiento científico) contribuyen una unidad. Igualmente rechaza la lógica como un cuerpo de fórmulas perfectamente cristalizadas, ya que ésta como la filosofía se basa en postulados universales, lo que choca con la sociología, que parte de la consideración de la sociedad como un ente histórico.

Al no enfatizar la sociología del conocimiento el contenido moral o normativo de la producción mental, también se diferencia de la teoría de la ideología. La sociología del conocimiento se interesa en los diversos aspectos que representan los objetivos ante los ojos del sujeto según su inserción social y en forma como a partir de esto surgen estructuras mentales diferentes. Se puede entonces afirmar que la sociología del conocimiento enfoca la comprensión del mundo exterior a partir de posición socio-histórica de los grupos en la estructura de clases, quienes interactúan dentro de marcos sociales limitados.

La teoría de la ideología se refiere al estudio de lo incorrecto y lo falso, que surge del engaño internacional o no, consciente o no, con que se presentan los grupos de interés, particularmente los partidos políticos e implica una afirmación moral. La teoría de la ideología parte de una concepción particular, dado que siempre se refiere a afirmaciones específicas,sin atacar la integridad de la estructura mental total del sujeto que afirma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario