Páginas vistas en total

domingo, 20 de marzo de 2011

Precursores de la Sociología del Conocimiento


En la tradición filosófica francesa, Emile Durkheim (1858-1917) es el mayor exponente. En su análisis de los fenómenos sociales, parte de la concepción de la sociedad como un sistema. Usa una metodología positivista para observar las influencias sociales en la vida intelectual del hombre. Considera que los conceptos y categorías del conocimiento son modelados por factores sociales. De esta manera, el conocimiento humano es un producto de la interacción e interdependencia de las instituciones sociales.

Emile Durkheim considera que el objeto fundamental de la sociología consiste en el estudio de los hechos sociales. La idea de que los hechos sociales deben ser tratados como "cosas" es vital para distinguir la filosofía de la sociología. Como objetos, los hechos sociales deben ser estudiados de un modo empírico, no filosófico. Así mismo, para distinguir la sociología de la psicología, Durkheim afirma que los hechos sociales son externos y coercitivos para el actor; el objeto de la psicología sería estudiar los hechos psicológicos, mientras que el de la sociología sería el estudio de los hechos sociales.

Se distinguen en su obra dos grandes grupos de hechos sociales: hechos sociales materiales e inmateriales. Los hechos sociales materiales son los más visibles, A veces el hecho social se materializa y llega a convertirse en un elemento del mundo exterior. La arquitectura sería un ejemplo de hecho social material. Pero a lo que el gran sociólogo da mayor importancia, hasta convertirlo en núcleo de su obra es el análisis de los hechos sociales inmateriales. Los hechos sociales inmateriales se corresponden con lo que hoy consideramos normas y valores de la sociedad, o de forma extensa, la cultura.

Los hechos inmateriales residen en cierto modo en la mente del actor, por ello, para distinguirlos de los hechos psicológicos se ha de pensar en ellos como coercitivos y externos. Hay que considerar que tanto algunos hechos sociales como los psicológicos existen dentro de las conciencias y entre ellas; Durkheim considera que mientras los sociólogos se interesan por las normas y los valores, los psicólogos se afanan en temas como los instintos humanos, por tanto en fenómenos más primarios.

Durkheim se esfuerza por organizar los hechos sociales en distintos niveles de realidad social; los hechos sociales materiales tienen prioridad en la teoría sociológica de Durkheim precisamente porque influyen en los inmateriales, fundamentales en dicha teoría. Los principales niveles de la realidad social serían:

A. Hechos sociales materiales
1. La sociedad
2. Componentes estructurales de la sociedad (como instituciones)
3. Componentes morfológicos de la sociedad (como distribución de la población o canales de comunicación)

B. Hechos sociales inmateriales
1. Moralidad
2. Conciencia colectiva
3. Representaciones colectivas
4. Corrientes sociales

Inspirado por la biología, Durkheim considera que la sociedad está constituida por órganos (hechos sociales), o estructuras sociales que realizan ciertas funciones para la sociedad. Debemos distinguir las funciones de las estructuras de los factores causales de su existencia. Los estudios de Durkheim sobre el nivel macro explican su importante papel en el desarrollo del estructuralismo funcional.

La sociedad es un elemento que se interpone entre el hombre y el objeto, al ser ella la que provee al individuo con los elementos para conocer. El hombre nace dentro de una familia, de una sociedad que ya existen y que le dan, a través del proceso de socialización, los elementos necesarios para desempeñarse dentro de la misma (normas). El hombre aprende a conocer de acuerdo a los modos de conocer de su comunidad. De esta manera, según Durkheim la única posibilidad que tiene el hombre de ser objetivo es a través de la utilización de algún medio que no tenga origen social, y este es el método científico.

Durkheim usa como ilustración de lo anterior al lenguaje. Esta una de las formas por medio de las cuales la sociedad se interpone entre el hombre y su conocimiento de la realidad. Este es esencialmente simbólico, es una obra colectiva que se traduce en palabras. Estas palabras posteriormente se van a integrar en frases que relatan experiencias, fantasías, o predicciones. Es en la simbolización del lenguaje que se incluye la problemática de los valores.

Las nociones de conciencia colectiva y representaciones colectivas, son los conceptos básicos que sustentan la explicación que hace Durkheim de la relación entre las ideas y la vida social. Durkheim integra en el concepto de conciencia colectiva la explicación de los fenómenos sociales de más alto nivel de abstracción, estableciendo la existencia de la sociedad en la medida que está "representada en las mentes de los individuos".

La conciencia colectiva está formada por las creencias y sentimientos que se tienen en común y que hacen posible la vida social, condicionadas por el carácter de la época. Significa que en las conciencias individuales existe una esfera de representaciones, de sentimientos y de tendencias que no se explican por la psicología del individuo, sino por el hecho de vivir en sociedad. Las representaciones colectivas simbolizan los contenidos de las creencias y sentimientos que reflejan el sistema simbólico de la sociedad, la cultura (Durkheim, 1965: 21-23).

En su obra, Las formas elementales de la vida religiosa (1912), Durkheim introduce la explicación sociológica de las categorías del entendimiento. Él estaba muy impresionado por la integración que se da entre el sistema de representaciones religiosas y la estructura de la sociedad y descubre que el nexo está dado por la actitud de respeto moral. Ilustra el caso a través del análisis de las religiones primitivas. "Las representaciones religiosas son representaciones colectivas que expresan realidades colectivas; los ritos son maneras de actuar que surgen en los grupos y que están destinados a excitar, mantener o crear ciertos estados mentales en esos grupos" (Durkheim, 1965: 22).

Aquí Durkheim desarrolla la hipótesis de la dualidad de la conciencia, identificando por una parte estados personales que se explican enteramente por la naturaleza psíquica del individuo, y por la otra categorías de representaciones que son esencialmente colectivas y traducen ante todo estados de la colectividad que dependen de cómo ésta está constituida y organizada - su morfología, instituciones religiosas, morales, económicas, etc.

La más importante contribución de Durkheim a la sociología del conocimiento es el análisis que hace de la relación entre la estructura social, las actitudes religiosas, los rituales y la génesis de las categorías del entendimiento. Para Durkheim la lógica o pensamiento lógico aparece con la organización social o sociedad. Para él, la lógica es relativa, es decir, cambia dependiendo de los diversos tipos societarios; es aquello que nos parece congruente, que juzgamos por medio de los elementos que nos da la sociedad. De esta manera, no hay forma de pensamiento que pueda sustraerse de la sociedad. A medios sociales diferentes, habrá una lógica diferente y consecuentemente conocimientos diferentes.

Para Durkheim, en cada tipo de sociedad hay un tipo de mentalidad. El hombre occidental tiene una mente lógica que se contrapone a la del primitivo que es pre-lógica. El pensamiento occidental se basa en el principio de identidad, se ajusta al deseo, lo que implica una orientación de la acción. En el pensamiento primitivo no se encuentra dicho principio, lo que no le permite hacer contrates, por lo cual tampoco tiene noción del YO como individualidad. Esto se debe a la alta integración al grupo que tiene el individuo, lo que es necesario para su sobrevivencia. Durkheim trata de desarrollar una teoría comprensiva de la naturaleza humana. Con eso en mente parte de una concepción del hombre en un sentido aristotélico, en donde se ve al hombre como un ser social que no puede existir fuera de la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario