Páginas vistas en total

domingo, 20 de marzo de 2011

Precursores de la Sociología del Conocimiento


Francis Bacon

Con el desarrollo sistemático de la sociología como ciencia, después de la Revolución Francesa, el interés en la relación entre el medio social y las producciones mentales aumentó notablemente. La comprensión de cómo la estructura social actúa sobre la producción de las ideas sé convirtió en un interés científico crucial. La sociología del conocimiento surge entonces como un campo lleno de interrogantes, dedicada a la investigación de las relaciones recíprocas que conectan a los procesos cognitivos con la estructura social. Se interesa principalmente en el estudio de las producciones mentales desde el ángulo histórico y socio-psicológico.

Las investigaciones pioneras sobre el conocimiento como producto social las inicia Francis Bacon (1562-16269). En su obra Novum Organun (1620), establece la relación entre el conocimiento y los elementos del medio sociocultural. Bacon parte del supuesto que establezca que el espíritu humano puede ser inducido de muchas formas al error, ya que la razón se deja arrastrar por una serie de atenciones o apariciones fantásticas. El desarrolla la primera tipología de las fuentes de distorsión del entendimiento humano y las primeras explicaciones sociales de los errores filosóficos.

En su caracterización de los cuatro tipos de falsa conciencia en filosofía él se adelanta en la construcción de una tesis sociológica. Define los problemas y las fuentes de error como ídolos y sugiere el uso de la inducción como método (observación sistemática y experimentación) a fin de lograr un conocimiento verdadero de la naturaleza. La noción de ídolo, si bien no se refiere al hoy día conocido concepto de ideología, si puede tomarse como sinónimo de un razonamiento equivocado. Los ídolos contienen aspectos del espíritu como odios o amores, que van creándole compromisos al individuo en su vida social. Se trata de apariencias o preconceptos que se encuentran en la naturaleza misma del hombre. Establece cuatro clases de ídolos o fuentes de la falsa conciencia y de un saber erróneo:

TIPOS DE ÍDOLOS

1. Los ídolos de la Tribu: Estos son inherentes a la propia naturaleza humana, enraizados en el hombre como animal socio auto-protectivo. Se trata de nociones construidas alrededor de la premisa que afirma que el hombre es la medida de las cosas.

2. Los ídolos de la caverna: Estos proceden del carácter individual, de la educación recibida y la dependencia de las autoridades. Se trata de los ídolos de los hombres que buscan la ciencia en sus mundos privados no en el mundo de la naturaleza.

3. Los ídolos del foro o mercado: Encara el uso de las palabras para designar cosas; Puede llevar a los hombres al conflicto. Este grupo conviene la palabra en fetiche, al deificar las funciones del sistema económico.

4. Los ídolos del teatro: Se refiere a la rutina, la credibilidad, la indolencia. Es la creencia en los sistemas que muestran al mundo en forma irreal.

Los ídolos constituyen obstáculos al conocimiento verdadero. Su análisis pone en evidencia el carácter existencialmente condicionado del pensamiento. Por eso, atribuye a los sabios la posibilidad de ir reduciendo el error a través del saber o conocimiento.

Bacon muestra que tanto el pensamiento como la forma del pensamiento está sujeta a factores irracionales tales como prejuicios, pasiones o sentimientos. Por otra parte afirma que el hombre por su naturaleza y su constitución psíquica aspira a conocer la verdad y busca acomodar toda una serie de conocimientos científicos e ideológicos a su realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario